La mujer sobre la bestia

18.11.2017

La iconografía religiosa representa en los capiteles pasajes de la biblia que actúen como enseñanzas para sus fieles y clérigos. Puede ser tanto actos buenos que deben seguirse como ejemplos de pecados que el buen cristiano debe evitar.

En esta ocasión nos trasladamos hasta la catedral de León pues en uno de los capiteles de su claustro encontramos el episodio de La mujer sobre la bestia. ¿Cómo podemos saber que es ella? Si nos fijamos en la imagen se entenderá rápidamente. Una mujer con un largo y voluminoso vestido está representada a lomos de un animal de cuatro patas con cara de humano o de bestia ¿es fácil no confundir a este ser con un caballo o un asno no creéis?

Esta historia que se narra en el libro del Apocalipsis hace referencia a la mujer como una prostituta que encarna todos los males, todos los pecados que los reyes han cometido con ella, la intoxicación de los habitantes con la maldad, la persecución de los santos, es el mal que acecha a la iglesia. Por tanto la bestia es todo aquello que la mujer ha conseguido arrasar y destruir e impregnarlo de maldad.